dijous, 4 de juny de 2009

Fotobicho

Estos días estoy repasando y ampliando conceptos de fotografía digital. He conseguido establecer un "casi-flujo" de trabajo que me facilita la ordenación, catálogo y edición de los cientos de fotos que se van acumulando en el ordenador.
Para ello, después de probar varios programas, he optado por Adobe Litgthroom 2.3. La verdad es que estoy maravillado de lo que se puede hacer con este fantástico programa. Con él resuelvo con satisfacción y rapidez el paso de las fotografías de la tarjeta al ordenador, su ordenación en carpetas (año-fecha-concepto), su clasificación (palabras clave, etiquetas, relevancia, etc) y su revelado (exposición, histograma, contraste, tono, enfoque, viñeteo, corrección lente, recorte, etc). De hecho, ya hace tiempo que no utlizo el Photoshop para casi nada. Encuentro más provechoso el tiempo invertido en técnica y revelado que en el retoque. Además, al trabajar en RAW (el jpg sólo para comparir y colgar en web) todos los cambios realizados en los archivos son reversibles, por lo que fácilmente se pueden hacer relecturas de fotos antiguas (en este caso re-revelados) con resultados sorprendentes. De hecho, este "barbecho fotográfico" me está siendo muy productivo ... resucitando viejas fotos que les tenía especial cariño y a las que he podido aplicar conceptos aprendidos y darles nueva y mejor vida.

Ilustra esta entrada una relectura de una foto de una entrada anterior.